Alfonso Ugarte

Alfonso Ugarte es considerado una de los más grandes héroes del Perú. Nació en el año 1847 y murió a la edad de 33 años en la Batalla de Arica. No solo fue militar, sino un exitoso comerciante, agricultor y minero. Siempre se preocupó por el pueblo y defender la patria. Llegó a ser alcalde de Iquique en 1879 después del gran terremoto ocurrido en esa ciudad. Además, realizaba obras de beneficencia. Si deseas saber más, sobre este ilustre precursor de la patria, sigue leyendo.

Infancia

Nació en la provincia de Tarapacá durante el año 1847. Sus padres eran ricos comerciantes de estas provincias, llamados Narciso Ugarte y Rosa Bernal. Durante sus primeros años realizó sus estudios en su ciudad natal. Luego, fue envía a Chile a la universidad de Valparaíso, donde se graduó en Finanzas.

Posteriormente, en el año 1879 comenzó a administrar la empresa familiar y, después tuvo que tomar las riendas del negocio por el fallecimiento de su padre.

Pero, ese mismo año fue elegido como alcalde de Iquique. Pues, se ganó el apoyo del gentilicio al apoyarlo con diferentes obras benéficas durante y después del terremoto ocurrido en la ciudad.

Empresario salitrero

El empresario Ugarte nació en la provincia de Tarapacá, que era una región donde el salitre era su oro. Su familia tenía una empresa salitre, pero su padre fuere quedando Alfonso tenía 5 años. Por tal motivo, tuvo que estudiar contaduría en la ciudad de Valparaíso – Chile para luego, dedicarse a los negocios familiares.

Es decir, en 1867 tomó las riendas del negocio salitrero, una vez finalizados sus estudios. Llegando a trabajar durante 3 años en Valparaíso donde su empresa tenía una sucursal. Pues, el comercio del salitre era muy sólido. Ya que era muy utilizado para la medicina, industria y la agricultura.

En otras palabras, Alfonso Ugarte era un empresario millonario producto e la exportación del salitre. Pues, tenía yacimiento de este recurso natural que comercializa con empresas trasnacionales. Su fortuna se revaloriza en la actualidad en alrededor de 100 millones de dólares.

Ugarte y la Guerra del Pacífico

Ugarte se dirigía rumbo a Europa para tratar asuntos de negocios, cuando se inicia la Guerra del Pacífico como resultado del conflicto entre Chile y Perú por territorios fronterizos. Sin embargo, Alfonso Ugarte decidió quedarse en el país para defender a su Nación y a sus intereses financieros.

En este sentido, organizó y financió su propio batallón conformado por más de 429 hombres. Entre ellos, artesanos, oficiales y obreros. Denominado el batallón “Iquique N°1”.

Participaron en la Batalla de San Francisco en 1879 donde fue perdió, cayendo la ciudad de Iquique ante los chilenos. Posteriormente, participaron en la Batalla de Tarapacá, donde resultaron victoriosos. Aunque, no consiguieron tener el control de toda la provincia.

Batalla de Tarapacá

La batalla de Tarapacá se produjo durante la Guerra del Pacífico, donde Ugarte se enfrentó en contra de los chilenos que querían penetran en el territorio de la provincia. Resultado triunfante el ejército peruano en esta batalla.

No obstante, Alfonso Ugarte en el proceso de lucha contra los chilenos fie herido con una bala en la cabeza. Pero, esto no lo detuvo, ya que siguió luchando y recorrió todo el campo de batalla para prevenir el retoque de todos los soldados caídos durante el ataque.

Una vez finalizada la batalla, se reusó hacer curado. Incluso, contrajo paludismo durante ese tiempo y se negó a solicitar un permiso por salud. Pues, quería seguir luchando para defender a su pueblo. De esta manera, se dirigió junto a su batallón a combatir a Arica, donde posteriormente perdió la vida.

Muerte en la batalla de Arica

Al llegar al Arica, se reunió en dos oportunidades con Francisco Bolognesi, donde proclama que no daría su brazo a torcer para defender su territorio. Si era posible lo defendería con su propio pecho.

Esta batalla inició en julio de 1880 en el momento que los batallones chilenos rodean Arica. Los batallones peruanos compartieron incansablemente, pero los chilenos los superaban en armas y hombre, resultado estos últimos victoriosos.

Durante el enfrentamiento murió Bolognesi y, posteriormente cayó abatido el patriota Ugarte.

Versiones de su muerte

Existen dos versiones de la muerte del prócer Alfonso Ugarte. La primera plantea que simplemente fue abatido por un disparo en la cabeza.

Mientras, que la segunda versión es mucho más heroica. Pues, se relata que tomó su caballo y se dirigió a cima del Morro, portando la bandera peruana. Para evitar que sus enemigos chilenos la tomaran como trofeo, estrellándose con las rocas al caer de su caballo.

Muchos testigos afirmaron, que durante muchos años se podía observar los esqueletos de un caballo en el pie de la cima. Otra versión establece que fue lanzado al mar junto a su caballo.

El reposo del héroe

Los restos de Alfonso Ugarte se encontraban depositados en el mausoleo que construyó su madre en el cementerio de la ciudad de Lima. Años más tarde, fueron llevados a la Cripta destinada a los Héroes de la Guerra en el año 1879, donde se encuentran actualmente.

Por su parte, en el año 1979 Geraldo Arosamena que era el presidente del Centro de Estudios Históricos decidió abrir la tumba de Ugarte para dilucidar algunas versiones. En efecto, encontró su cadáver envuelto en la bandera de Perú y con su traje militar.

Ugarte en el arte y la literatura

Durante su participación en la batalla de Arica, escribió algunas obras literarias relacionadas con esta batalla. De igual forma, existen pinturas del ilustre donde se observa derrumbándose de la cima del Morro con su caballo.

Algunas de sus pinturas se encuentran exhibidas en los importantes museos del país. De igual forma, se han escrito algunos poetas para ilustrar su muerte.

En síntesis, Alfonso Ugarte es un ilustre prócer peruano. El cual dejó toda su comodidad y fortuna para ir a los campos de batalla a luchar en contra de los chilenos, durante la Guerra del Pacífico. Decisión que le costó la vida, pero hoy es respetado por su actuación heroica y amor a la patria.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *