Cultura Chancay

La cultura Chancay, se desarrolló en la última parte del Imperio Inca. Partes de la zona sur de Chancay fueron conquistadas por los chimú a principios del siglo XV. Se estima que su cultura contaba con una estructura política centralizada, formada por un pequeño estado regional. Para conocer más sobre esta cultura, continúe leyendo.

Ubicación Geográfica de la Cultura Chancay

La cultura Chancay (1200-1450 d.C.) reinó principalmente en los valles de Chancay y Chillón en la costa media del Perú. A principios del siglo XV, el estado Chimú conquistó partes del área sur de Chancay, y alrededor del año 1450 los incas ocuparon ambas áreas.

Ocupando la región costera de la costa central del Perú, los Chancay también ocuparon otras áreas como las áreas de los valles de Rimac y Lurín. El centro de la cultura Chancay se ubicaba a 80 kilómetros al norte de Lima.

A pesar de ser una región desértica, cuenta con fértiles valles bañados por ríos y es rica en recursos que permitieron, entre otras cosas, un extenso desarrollo agrícola.

Organización Social y Política

Poco se conoce sobre la sociedad de la cultura Chancay, sin embargo, los estudios indican que probablemente mantenían una forma centralizada en la estructura política.

Se estima que la cultura Chancay contaba con un estado regional pequeño. Escritos etno-históricos, indican que el sistema de político fue conquistado como parte de su expansión, por el imperio Chimú.

Actividades Económicas

Se estima que los pobladores de esta cultura, fundamentaron su economía en la pesca, agricultura y el comercio. Para su agricultura, sus pobladores ingenieros se encargaron de construir canales de regadío y reservorios de agua.

Como todos los pueblos de la costa del desierto seco, deben haber sido agricultores de riego y también deben haber derivado parte de su vida del mar. Debido a que se encontraban ubicados geográficamente frente del mar, probablemente practicaban la pesca artesanal, retirándose un poco de la frontera con sus caballitos de totora.

Los Chancay, fueron de las primeras culturas peruanas en mantener su producción de textil, cerámica y como metales los cuales empleaban en los rituales y ceremonias. Además, se destacaron por sus artículos tallados en madera.

Los curacas, eran los encargados de regular y administrar las producciones de los ganaderos, agricultores artesanos y comerciantes, así como también los rituales, ceremonias y actividades festivas.

Relaciones comerciales

Asimismo, eran conocidos como minoristas en otras regiones cercanas, ubicadas el mar hacia el norte y el sur de sus límites territoriales y por tierra selva peruana y la sierra.

La cultura, desarrolló intensas relaciones comerciales con otras regiones, lo que les permitió interactuar con otras culturas asentadas en los alrededores. Probablemente explotaban los mismos cultivos alimentarios que otros pueblos costeros, cultivaban algodón e importaban lana para textiles.

Manifestaciones Culturales de la cultura Chancay

Cerámica

La cerámica Chancay está realizada con molde, con superficie mate y casi sin excepción en blanco y negro. Las vasijas de Chancay suelen ser grandes y de formas bastante peculiares. Especialmente un frasco grande con forma de huevo es común.

Además de las vasijas, las muñecas que también son bastante grandes y que a menudo representan el sexo femenino se han hecho de arcilla. Su rostro y, a menudo, la parte superior del cuerpo se han cubierto con ornamentos geométricos.

La ornamentación geométrica y una fuerte simplificación de los motivos animales y humanos son parte de las características típicas de la cerámica Chancay.

Textil

Los más conocidos artículos de Chancay, son los textiles que consisten en bordados, telas decoradas con pintura, gasas y grupos de muñecos tridimensionales. Entre otros colores, se utilizaron tonos de amarillo y marrón, escarlata, blanco, azul lavanda y verde oliva.

Los pájaros y una deidad con un tocado en forma de media luna han sido los motivos decorativos más populares. Miles de textiles de Chancay se han conservado hasta el día de hoy, por lo que su producción antigua debe haber sido notablemente extensa.

En el tipo de tejido utilizado se encuentran la lana de llama, el algodón, la gasa y las plumas; su técnica involucrada fue el tejido abierto decorado, el bordado, el brocado y la pintura. Para lo cual empleaban brochas para ilustrar diseños antropomorfos, zoomorfos, geométricos y otros diseños creativos directamente sobre los lienzos.

Sin embargo, la calidad del material textil no se ha visto afectada por ello, y el material Chancay siempre está bien rematado y elaborado con esmero. Esta cultura fue conocida por la calidad de sus tapices pintados.

Principales sitios

Existen numerosos lugares en los que se establecieron los pobladores de la cultura Chancay, no obstante, son muy pocos los estudios realizados sobre ellos. En las construcciones, emplearon diversidad de técnicas y materiales, como el adobe, la piedra y el adobón.

Los lugares más amplios y complejos son Pisquillo Chico y Lauri, los cuales cuentan con extensas áreas destinadas a prácticas público-ceremoniales conformadas por montículos piramidales relacionados a grandes plazas. También contaban con construcciones que probablemente fueron las residencias de la elite, así como grandes cementerios.

Lumbra, es el único sitio conocido por sus características defensivas. En el mismo, construyeron una gran muralla para resguardar un sector de viviendas. Otros sitios destacados son Andahuasi, Pancha la Huaca y Casa Blanca.

Los perros chimos

En un principio, se les conocía como perros chimú o chimó. Se trataba de una raza de perros prehispánicos que habitaron en la costa del Perú, aunque también son conocidos en Mesoamérica.

Su apariencia es muy especial y distinguida, ya que sólo mantienen su pelaje en la cabeza y en el extremo de la cola. La tradición oral, les atribuían habilidades curativas.

Leyendas del siglo XVII, dan a conocer que los Chancay solían enterrar a un perro en la entrada de una tumba; de esta manera se aseguraban de que el animal guiase al difunto por el sendero después de la muerte.

Tallas en madera

Los pobladores de la Cultura Chancay, elaboraron prolijas esculturas muy bien adornadas. Un grupo de artículos que llamaba la atención, era el de las tallas en madera decoradas con figuras; por su trabajo fino y detallista.

Algunas de las tallas pueden haber sido similares a las de la cultura Sicán, siendo estos timones de embarcaciones movilizadas con velas de tela. Otras, serían herramientas agrícolas destinadas a cavar o arar la tierra. Asimismo, están las que parecen remos, aunque asombra el hecho de que estuvieran tan decoradas e incluso pintadas con los colores azul, amarillo y rojo.

Hay dos formas particularmente enigmáticas; los horcones de huarango adornados con un gesto humano bastante esquemático, y las varas largas con varias perforaciones con una figura antropomorfa en un extremo. Se cree que fueron postes ceremoniales.

Sin lugar a dudas, la Cultura Chacay junto con su organización, costumbres, habilidades en cerámica y textil, no pasan desapercibido. Permanecieron en el tiempo, por sus significativos esmeros y talentos a la hora unirse como cultura.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *