Guerra del Pacífico o Guerra del Perú y Chile

La guerra del Pacífico también conocida como Guerra del Perú y Chile, fue un conflicto armado en el cual se enfrentaron las naciones de Chile, Perú y Bolivia. En la década de 1870, las relaciones diplomáticas entre estos países pasaron un momento de tensión. Al mismo conflicto producido por la anhelada expansión territorial por parte de Chile, y las notorias posturas defensivas de Bolivia y Perú, se sumaron intereses económicos.

Motivos de la Guerra

La mezcla de nitrato de sodio y potasio conocida como el salitre, mostró ser mejor fertilizante que el guano, por lo que su explotación se transformó en la nueva solución a la crisis económica. Para ese entonces, los principales yacimientos de la época estaban ubicados en Tarapacá (Perú) y Antofagasta (Bolivia). Perú contaba con más del 50% del salitre extraído.

Por su lado, Bolivia tomó la decisión de ofrecer parte de la explotación a otros países, entre ellos, se encontraba Chile. Desde 1866 Bolivia se había tomado el compromiso con Chile para no aumentar los impuestos durante un periodo de 25 años.

No obstante, en 1878, el presidente de Bolivia Hilarión Daza aumentó a 10 centavos el impuesto al quintal de salitre. Inmediatamente las empresas salitreras, realizaron reclamos y se quejaron ante su gobierno, ya que se consideraba una violación a los acuerdos antes pactados con Bolivia.

La respuesta negativa por parte de Bolivia, con respecto al retiro del impuesto anticipó por parte de la milicia chilena la ocupación de Antofagasta. Bolivia, entonces exigió al Perú el cumplimiento del acuerdo secreto de 1873. El gobierno peruano, remitió a José Antonio de Lavalle a Chile como mediador, no obstante, los intentos por encontrar la solución no fueron más que un fracaso.

Tomando como pretexto la vinculación diplomática de Perú y Bolivia, el gobierno chileno se dispuso declarar la guerra. Chile anunció la declaratoria de guerra al Perú el 5 de abril de 1879. La guerra tendría como primera escena el mar, acción que originó la campaña marítima.

CHILE INTENTA ROMPER LA ALIANZA

Las altas esferas políticas – militares de Chile, planearon una estrategia diplomática con el propósito de quebrantar la alianza entre bolivianos y peruanos. Chile se presentó ante Bolivia como el principal interesado en el bienestar del pueblo boliviano.

Para ello persuadió a Bolivia de separarse del Perú y tomar la decisión de realizar una alianza con Chile y sostener unidos la guerra contra Perú. De este modo, como vencedores, Arica, Tacna y eventualmente Moquegua estarían bajo la cobertura de Bolivia, y permanecerían dispuestos para Chile todas las regiones al sur de la quebrada de Camarones (límite entre Arica y Tarapacá).

Es así como Chile conseguiría, legitimar su anexión del territorio litoral boliviano y saciar su ambición por apoderarse del territorio de Tarapacá. Dicha oferta fue rotundamente rechazada por el gobierno de Bolivia.

PROTOCOLO DE SUBSIDIOS

El costo de la guerra no podía ser asumido en su totalidad por Bolivia, que atravesaba una grave crisis económica desde hacía algunos años. Por ello, se firmó un tratado que comprometía al aliado a indemnizar Perú por los gastos que la guerra ocasionaría.

El primer protocolo, del 15 de abril, fue modificado el 7 de mayo por lo costoso que sería para Bolivia, y posteriormente, el 17 de junio.

En dicho acuerdo, se establecía que Bolivia acreditaría la mitad de los gastos de la guerra, y que todos los recursos y armamentos bélicos con los que contaba el Perú al 5 de abril, no serían cobrados al aliado en caso de perderse, pero si los que fueran adquiridos a partir de esa fecha por el Perú.

CAMPAÑA MARÍTIMA EN LA GUERRA DEL PACÍFICO

El gobierno de Chile declaro la guerra al Perú el 5 de abril de 1879. Para ese entonces, la escuadra chilena, al mando de Willians Rebolledo, se dirigió hacia el Callao. Este fue el momento esperado por Miguel Grau, almirante peruano que buscaba prevenir un enfrentamiento frontal por parte de la milicia chilena.

Guerra Peru Chile, Escuadras Navales

La escuadra peruana, se encontraba conformada por dos blindados; la fragata Independencia y el monitor Huascar. Además de dos monitores; Manco Capac y Atahualpa. Y por último, tres transportes.

Por su parte, la escuadra chilena también estaba conformada por dos blindados; Blanco Encalada y Cocharne. Además de dos corbetas, cuatro buques y dos transportes.

COMBATE DE IQUIQUE

Combate librado el 2 de mayo de 1879, fue el encargado de marcar el inicio de la campaña marítima. El mismo, estuvo al mando del Huascar, uno de los blindados con lo que contaban las escuadras navales del Perú. Grau, logró hundir a la Esmeralda. En el mismo día, se perdió a la fragata Independencia (el mejor barco de la escuadra) mientras iba tras la Covadonga.

COMBATE DE ANGAMOS

El 8 de octubre de 1879, tuvo lugar la victoria en Angamos por parte de Chile, lo que significó la conclusión oficial de la disputa por el mar en la Guerra del Perú y Chile. Los chilenos le tendieron una trampa al Huáscar y una bomba fue la encargada de destruir la torre de mando casi al inicio del combate.

CAMPAÑA TERRESTRE EN LA GUERRA DEL PACÍFICO

Transcurrido el combate de Angamos, Chile formalizó el dominio del mar y dio inicio al avance terrestre. Posteriormente, se libró la batalla de San Francisco el 19 de noviembre de 1879, la misma evidenció la gran ventaja de los atacantes; por lo que el ejército peruano, marchó hacia el sur en retirada.

CAMPAÑA DEL SUR

El coronel Juan Buendía hacía su mayor esfuerzo por reunir pertrechos y provisiones en Tarapacá, cuando se acercaron la milicia chilenas, el 27 de noviembre de 1879. En esta ocasión, se obtuvo una victoria por parte del Perú.

BATALLA DE TARAPACÁ

En esta batalla, el jefe de Estado Mayor, Belisario Suárez consiguió derrotar al enemigo, no obstante, tuvo que abandonar Tarapacá quedando la región bajo el control chileno. Las tropas peruanas, se retiraron a Arica en busca de refuerzos.

CAMPAÑAS DE TACNA Y ARICA

BATALLA DE ALTO DE LA ALIANZA

Batallada librada el 25 de mayo de 1880, que concluyó con la victoria chilena. Para Bolivia, esta derrota fue el final de la guerra.

BATALLA DE ARICA

El 7 de junio de 1880 los chilenos, se dispusieron a atacar el morro de Arica, territorio defendido por los peruanos al mando del coronel Bolognesi.

CAMPAÑA DE LIMA

Ante la derrota en el sur, Piérola organizó milicias urbanas para hacer frente al enemigo estableciendo dos líneas defensivas. En esta ocasión, la victoria para Chile fue definitiva y se llevó a cabo la ocupación de Lima.

CAMPAÑA DE LA BREÑA

Durante la ocupación de Lima, ni la población civil ni el ejército peruano, estaban dispuestos a rendirse, por lo que convirtieron a la sierra en el escenario donde se definiría el destino del país.

ESTRATEGIAS DE LA RESISTENCIA

Los Andes centrales, fue de gran provecho para los peruanos que colaboraron con la llegada de provisiones y los accesos a la capital. El abrupto paisaje, facilitó múltiples escondites, permitiendo el ascenso a los pueblos. La valiente participación de la población fue decisiva.

PRINCIPALES ACCIONES

El general Andrés Avelino Cáceres, fue el responsable de organizar la resistencia con mucha destreza y escasos recursos. Durante más de dos años, hizo frente a las tropas chilenas que fueron enviadas a la sierra en varias expediciones. Tras el enfrentamiento en Huamachuco (10 de julio de 1883), se vio obligado a abandonar la lucha por falta de pertrechos.

RESISTENCIA EN EL NORTE

En junio de 1882 el ejército de la sierra norte, al mando del general Miguel Iglesias, fue capaz de ganar la batalla de San Pablo. No obstante, el propio General accedió a firmar la paz con Chile, consciente de la difícil situación del país. Lo que ocasionó un conflicto con Cáceres, quién en 1883 dio fin al Tratado de Ancón y la perdida de Tarapacá a favor de los chilenos.

LA RESISTENCIA SERRANA

La sierra central, no fue el mejor escenario para los chilenos, ya que debieron enfrentar la escaza colaboración de los pobladores. Asimismo, la guerra liderada por Cáceres a través de los guerrilleros, produjo un gran desgaste en las tropas chilenas.

En general, muchos pueblos de la sierra fueron objeto de depredaciones por oponer resistencia al ingreso chileno. La campaña de La Breña, no fue la única demostración de la lucha en defensa del territorio.

En Cajamarca Miguel Iglesias, asumió la resistencia junto con otros patriotas. El 13 de julio de 1882, en la lucha por repeler al invasor, Iglesias alcanzó una victoria para el Perú en San Pablo.

EL GRITO DE MONTÁN

El general Iglesias, fue responsable del manifiesto de Montán con el fin de firmar la paz con Chile en agosto de 1882. En diciembre, se conformó una asamblea legislativa que designó al general Iglesias como presidente. Los chilenos, reconocieron el gobierno de Iglesias y tomaron la decisión de negociar la paz con él.

LA PAZ DE ANCÓN

Finalmente, se firmó el Tratado de Ancón entre Chile y Perú el 20 de octubre de 1883. Los responsables de firmar por el Perú fueron José Antonio de Lavalle y Mariano Castro Zaldivar en representación del gobierno de Iglesias, y Jovino Novoa en representación de Chile. Se procedió a su aprobación por el Congreso en 1884, pero quedaron proposiciones pendientes.

Esta fue la resolución final de la Guerra de Pacífico, a pesar de todos los esfuerzos realizados en los combates, las naciones se dispusieron a firmar el tratado de Ancón, acuerdo que dio fin a todas las disputas.

Leave a Reply