Organización Económica en el Imperio Inca

Con base en las descripciones de los cronistas del siglo XVI, se llegó a considerar que los logros económicos obtenidos por el Imperio Inca, no fueron más que el fruto de una partición equitativa de los recursos y, una abundante producción ganadera y agraria. De esta forma, se habría erradicado la hambruna junto con la pobreza.

¿En qué consistía la economía inca?

No obstante, hoy es posible conocer que su economía solo puede ser comprendida en el marco de las relaciones de parentesco, que vinculaban a los integrantes de una familia extensa por medio de responsabilidades ritualmente establecidas.

La economía del Imperio Inca, solo se fundamentó en un sistema de una amplia variedad de reciprocidades.

Esto facilitó el intercambio basado en las prestaciones de trabajo, organizado a través de relaciones de parentesco. Así, la pobreza y la riqueza estaban sujetas a la mano de obra al alcance de una familia o comunidad, y no de la cantidad de bienes que reunía un miembro.

En términos andinos, una persona huaccha (pobre) que en lengua quechua significa “huérfano”, era una persona que no tenía parientes.

RECIPROCIDAD Y REDISTRIBUCIÓN EN LA ECONOMÍA INCA

Se entiende por reciprocidad, que los integrantes de una comunidad o grupo de parentesco, se brinden apoyo mutuo en las diversas actividades que debían llevar acabo, tales como la construcción, trabajos de la tierra, el techado de las casas o en las obras de bien común.

En el Tahuantinsuyo, por medio de la institución del matrimonio, se creó relaciones de reciprocidad con los señores andinos o curacas, casando con las hermanas o las hijas de estos o, sus miembros de su familia con los curacas.

De esta forma, el Inca garantizaba la mano de obra (reciprocidad) que generaba excedentes en la producción, que luego regresaría a los grupos relacionados al imperio en formo de “obsequios” (redistribución). Así, se garantizaba a la población la protección de las autoridades y, al mismo tiempo, la satisfacción de sus necesidades.

Tanto la redistribución como la reciprocidad, tenían lugar en los Andes a través de sistemas de trabajo como el ayni, la minca, y la mita, que se describen a continuación.

MITA

Se denomina “Mita” al trabajo que se realizaba durante un periodo determinado a través de turnos. Era convocado por el Inca, con el objeto de llevar a cabo determinadas obras.

Los mitanis, salían de sus comunidades de origen y solían ser trasladados a otras zonas o comunidades para cumplir con la ejecución de los trabajos solicitados por el Inca. Trabajos que generalmente, estaban estrechamente ligados a la producción de bienes redistribuibles.

MINCA

Se conocía como “Minca”, a la prestación de trabajo con el objeto de satisfacer una necesidad comunal. Por ejemplo, la construcción un puente o depósito en la que participaban todos los integrantes de la comunidad de forma conjunta.

AYNI

Ayni, fueron las prestaciones que todo integrante del grupo o comunidad podía solicitar a los demás miembros y que más adelante regresaría. Normalmente eran prestaciones asociadas al cuidado del ganado, el cultivo de la tierra y el techado de las casas.

AGRICULTURA

La agricultura, fue una de las principales actividades económicas del Imperio Inca, la misma logró acentuarse aún más gracias a la aplicación y mejora de la tecnología heredada de las culturas y costumbres pre-incas.

Una de las prácticas más significativas, fue la construcción de andenes que posibilitaban la extensión del área agrícola. Por otro lado, la expansión del Imperio del Tahuantinsuyo, les facilitó el acceso a una amplia variedad de recursos; encontrándose entre los principales cultivos, alimentos como el maíz y la papa.

PROPIEDAD DE LA TIERRA

Los incas, contaban con un concepto de propiedad muy diferente del occidental, lo que implicó una forma distinta de dividir la tierra. Si bien, las crónicas hablan de las tierras del inca, del Sol y del pueblo, en la actualidad se pone en duda esa división, ya que probablemente fueron justificadas por los conquistadores con el fin de proceder a la adjudicación de las tierras a la Corona española.

Los incas, fueron aceptando tierras de grupos étnicos dominados. La producción de las “tierras del inca”, sirvió para alimentar a aquellos que solían trabajar para la administración, así como también para la redistribución.

Por último, las denominadas “tierras del Sol”, fueron empleadas para el aprovisionamiento del personal dedicado al culto y el tempo. El sobrante de su producción, era adjudicado a la redistribución.

EL TOPO

La distribución de la tierra, era realizada en función de la unidad de medida conocida como “topo”. Esta no fue una parcela, como algunos creen, sino una cantidad de productos. De este modo, un “topo” abastecía a un adulto que normalmente correspondía al varón, y al formarse una pareja, la mujer acostumbraba recibir la mitad.

GANADERÍA

La alpaca, la llama, el guanaco y la vicuña fueron aprovechados al máximo por los incas. En el caso de la llama, se sacaba gran provecho de su carne, lana, cuero e incluso el excremento seco, que solían emplear como un excelente fertilizante y combustible.

Los camélidos también fueron animales de carga. Tanto curacas como el resto del ayllu, acostumbraban disponer de un grupo de camélidos. Algunos de ellos, utilizados en sacrificios y ofrendas, solían ser criados en las huacas.

CHAQU

El chaqu, también conocido como rodeo, consistía en rodear zonas extensas con una gran cantidad de personas y arrear a las vicuñas rumbo a los corrales de piedra, donde tenían por costumbre ser esquilados y luego puestos en libertad.

La creencia de que los dioses de las montañas, eran los propietarios de los animales silvestres cambió la perspectiva de los incas, con respecto a la vicuña, convirtiéndola así en un animal sagrado para los incas.

Los registros arqueológicos, indican que el método de captura de animales silvestres que empleaban los incas, fue una técnica heredada de los antiguos pobladores de los Andes.

ADMINISTRACIÓN ECONÓMICA

En el Imperio Inca, se encontraban ciertos funcionarios nombrados por el inca que constituían la burocracia que colaboraba con el manejo y la organización del Estado. En general, los que ocuparon los cargos más importantes fueron nobles cuzqueños. Entre estos, destacan:

  • El Totricuc: Gobernador a nivel regional.
  • El Tucuyricuc: Mediador de conflictos menores e Inspector local al mismo tiempo.
  • El Quipucamayoc: Especialista en el uso de los quipus.
  • El Capac ñan tocricuc: Constructor de vías imperiales.
  • El Collac camayoc: Gestor de los depósitos.

EL QUIPU

Fue un complejo sistema de anotación aritmética, el mismo consistía en una cuerda primaria y otras secundarias que colgaban de ella. En las últimas se realizaban una serie de nudos, que utilizaban para indicar cantidades, mientras que los diversos colores solían representar determinados rubros o productos.

La responsabilidad de interpretar los quipus se encontraba sobre el quipucamayoc. Esta actividad era una tradición familiar, transmitida de generación a generación.

CAMINOS INCAS

El Capac Ñan, también conocido como el gran camino inca, fue un conjunto de caminos que cruzaba todo el Tahuantinsuyo. Los caminos facilitaban el traslado de los recursos producidos en diversas regiones y comunidades gracias a la mita, que se dirigían a los depósitos para su distribución.

Asimismo, hicieron posible el desplazamiento de los grupos que se trasladaban para realizar la mita. Estos caminos, eran usados mayormente por los chasquis, encargados de enviar mensajes en todo el Tahuantinsuyo.

Es así, como fue posible conocer cada esfera de la organización económica en el Imperio Inca, además de los recursos, la agricultura y la administración relacionada a su economía.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *